6 Ene 2017

Miles de chicos de la Provincia participaron durante 2016 de los programas “Impulso Joven” y “Abanderados” que buscan ayudar a los jóvenes a insertarse en el mundo laboral. Más de tres mil jóvenes realizaron los cursos de rápida salida en diferentes oficios y profesiones que los preparan para conseguir mejores puestos de trabajo. Además, los estudiantes del último año de la escuela secundaria que se destacaron por sus notas en cada uno de los municipios bonaerenses, pudieron participar por una de las 25 prácticas rentadas en la administración pública que coordina el Ministerio de Trabajo.

Quienes participaron de Impulso Joven pudieron elegir entre 56 capacitaciones, tales como organización de eventos, orientación vocacional, redes sociales, contabilidad, relaciones públicas, informática, liquidación de sueldos o seguridad e higiene en el trabajo, entre otros. El programa estuvo a cargo de la Dirección de Juventud, del Ministerio de Desarrollo Social, que trabaja junto con otras áreas provinciales y 12 municipios bonaerenses para que todos los chicos bonaerenses tengan las mismas oportunidades. Para 2017 esta experiencia se ampliará a 30 municipios más.

Por su parte, la iniciativa Abanderados ​​invitó a los alumnos que alcanzaron un promedio alto de notas a diseñar y defender ante un jurado, un proyecto en el que la escuela esté al servicio de la comunidad. A partir de la evaluación de esos proyectos, se seleccionó al abanderado de cada distrito, que recibió una medalla y diploma, y como finalista del concurso podrá participar por una de las 25 pasantías de trabajo durante un año en algún sector del Estado provincial.

Estas iniciativas, buscan reconocer el esfuerzo y dedicación de los chicos acompañándolos en su primera experiencia laboral. Además se pretende revalorizar la tarea del Estado en pos de una mejor calidad de vida para los bonaerenses e invitar a los jóvenes a ser parte de él.