Tomar alcohol no es un juego


Para pertenecer o porque lo ven como un juego, los chicos están tomando alcohol mucho antes de tener 18 años. Debemos concientizarnos ya que el alcohol causa 1 de cada 5 muertes en adolescentes. Seamos parte de la solución y hablemos con los chicos. Tomar alcohol no es un juego.

Adicciones



Los efectos inmediatos del alcohol están determinados por la cantidad consumida y la graduación alcohólica de cada bebida. Los menores de edad no pueden tomar alcohol. A su edad, puede afectar el crecimiento normal.

El consumo de alcohol puede causar enfermedades potencialmente graves. Si es en exceso, se convierte en alcoholismo y, entre otros problemas de salud, puede provocar cirrosis hepática, distintos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. El alcohol desinhibe y da sensación de libertad. Sin embargo, puede hacer que los jóvenes tomen malas decisiones poniendo en riesgo su salud


LAS CONSECUENCIAS INMEDIATAS DEL CONSUMO
  • 0,15 g/l (1 copa de vino)*: disminución de reflejos.
  • 0,5 g/l (2 latas de cerveza): euforia y enlentecimiento de las reacciones.
  • 0,8 g/l (2 tragos): alteración general del comportamiento.
  • 1,2 g/l (3 tragos): fatiga intensa, pérdida de la visión periférica.
  • 1,5 g/l (4 tragos): embriaguez notoria.
  • *Estas medidas son orientativas para un hombre adulto de 75 kg.
    *Para las mujeres es aproximadamente la mitad de las medidas referenciadas.

.


SI VAS A TOMAR, NO MANEJES.

La conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol aumenta el riesgo de accidentes, muchos de ellos con desenlace fatal.

La ley de tránsito de la Provincia de Buenos Aires número 13.927 establece los límites máximos de alcohol en sangre para la conducción de vehículos:

  • 0 g/l límite máximo legal para conductores de transporte público y de carga.
  • 0,2 g/l límite máximo legal para conductores de motocicleta.
  • 0,5 g/l límite máximo legal para la conductores de automóviles particulares.