facebook

DESTACAN EN EUROPA SISTEMA DE LABRANZA CERO DEL INTA, COFINANCIADO POR LA CIC

Se trata del proyecto “Agricultura de conservación para la producción de hortalizas pesadas en el valle del río Colorado”.

Martes, 19 Mayo, 2020
1

Se trata del proyecto “Agricultura de conservación para la producción de hortalizas pesadas en el valle del río Colorado”.

En la producción hortícola resulta imperioso desarrollar tecnologías conservacionistas que otorguen una mayor sustentabilidad al sistema. A su vez, es también estratégica la adopción de buenas prácticas que mejoren los estándares de producción y garanticen la calidad e inocuidad de los alimentos.

En INTA Ascasubi se ejecutó el proyecto “Agricultura de conservación para la producción de hortalizas pesadas en el valle del río Colorado”, cofinanciado por la CIC a través de los subsidios otorgados en el marco del Programa de Innovación y Transferencia. Dicho trabajo ha sido destacado recientemente en publicaciones de tecnología en países de Europa.

El Ing. Agr. Juan Pablo D´Amico, integrante del equipo,  explicó que “este proyecto tiene el objetivo de desarrollar tecnología para la producción de hortalizas pesada bajo labranza cero. En este sentido, afirmó que “sobre los cultivos de ajo, cebolla y zapallo se trabajó en validar la factibilidad agronómica de los cultivos sin labranza, en desarrollar o adaptar maquinaria específica y en analizar el impacto de la tecnología en varios aspectos”.

Además, indicó que sobre la base de los conocimientos e información generada  “se publicaron informes técnicos, presentaciones a congresos y material de divulgación para productores y profesionales del sector, por ejemplo en países de Europa como España”.

Asimismo, aseguró que “el desarrollo de la técnica de labranza cero era prácticamente inédito en el país en los tres cultivos y como resultado del desarrollo de este proyecto se han logrado avances concluyentes en el ajo y el zapallo”. Y destacó que “la factibilidad de la labranza cero es muy alta desde el punto de vista agronómico”.

Por último, detalló que “para el zapallo, se desarrolló una sembradora específica que permite disponer de una paquete tecnológico completo,  accesible para el productor”.

El proyecto tuvo como coordinador a Miguel Cantamutto y como integrantes del equipo a los ingenieros agrónomos Patricio Varela, Carolina Balleccomo y Verónica Caracoche. Además, Jorge Vera, Javier Gristman, Julián Castillo y Darío Russo se desempeñaron como personal de campo.