facebook
LA CIC FRENTE AL COVID-19

Diseñan robot para descontaminar espacios abiertos y evitar la propagación del COVID-19

Reduciría en al menos un 98% los riesgos de proliferación del virus en espacios abiertos como aeropuertos o estaciones de trenes.

Lunes, 13 Julio, 2020
.
Sección generadora de agua ultrapura e inyección ultrasónica de sanitizante.

Científicos y científicas de un centro de investigación asociado de la CIC comenzaron a diseñar un robot móvil y automático que permite descontaminar de forma rápida, segura y efectiva áreas exteriores y de acceso a edificios como estaciones de transporte público y aeropuertos, donde se genera día a día una circulación masiva de personas.

Los espacios de contacto comunitario son considerados por los epidemiólogos e infectólogos como una de las principales vías de transmisión del COVID-19. “Frente a la pandemia pensamos de qué forma -desde los diferentes laboratorios- podríamos reorientar todo el conocimiento generado y aportar nuestro granito de arena”, explicó el ingeniero Fernando Massaro, director del proyecto.

El prototipo de “Robot móvil sanitizador ultrasónico para espacios abiertos”, que diseñan expertos y expertas de centros de investigación asociados a la CIC y la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, está pensado para minimizar los riesgos de propagación y contagio. “Estimamos que reduciría en al menos un 98% los riesgos de proliferación del virus en espacios abiertos como en aeropuertos o estaciones de trenes”, puntualizó.

Por ejemplo, alrededor de 1.000 millones de pasajeros utilizan al año el servicio ferroviario del AMBA. Este cuenta con casi 1.000 km de vías, 24 ramales y 283 estaciones. Los investigadores e investigadoras estiman que mediante una dotación de al menos 283 robots móviles (uno en cada estación), en pocos minutos podría descontaminarse diariamente la totalidad de áreas abiertas y semi-abiertas.

El equipo -de bajo costo- estará montado sobre un “chasis robótico de unos 70 cm de diámetro que se desplazará de forma autónoma (no requiere un operador) ya que tendrá un sistema que le permite radarizar todos los obstáculos que tiene alrededor, procesarlos y entender cómo moverse entre ellos con poco gasto de energía”, describió el experto. Además, el prototipo tendrá una micro-planta generadora de agua ultra-pura (baja en impurezas), una reserva de químicos sanitizantes para al menos 2 horas de trabajo continuo y atomizadores ultrasónicos para la generación de nieblas con productos bactericidas, germicidas, virulicidas y fungicida.

“El robot podrá transitar por diferentes lugares y su función será la de estar de forma constante generando una dispersión aersolizada de sanitizante. Tendrá un adecuado alcance y autonomía como para poder circular en pasillos, halls o andén de trenes, y una buena cobertura de la circulación del aire, a una distancia del piso que llegaría a los dos metros de altura”, apuntó el ingeniero.

“Estas tecnologías de descontaminación existen, se emplean en hospitales, y nosotros tratamos de adaptarlas para llevarlas a un consumo masivo”, subrayó Massaro y añadió: “Nos preguntamos cómo podemos hacer para que haya una calidad de aire hospitalaria en un cajero automático o dentro de un transporte público”.

Tendrá un adecuado alcance y autonomía como para poder circular en pasillos, halls o andén de trenes, y una buena cobertura de la circulación del aire, a una distancia del piso que llegaría a los dos metros de altura”

Como afirma Massaro, este desarrollo tecnológico empleará técnicas de descontaminación utilizadas en quirófanos y hospitales: el atomizador ultrasónico emite una vibración de alta frecuencia que genera diminutas gotas de agua con químicos sanitizantes y son liberadas en forma de niebla. Esto garantiza la esterilización de las superficies y mejora la calidad del aire ya que, según afirmó el líder del proyecto, “se buscará lograr entre 15 y 30 minutos de funcionamiento niveles de UFC/m³ (Unidad Formadora de Colonias) compatibles con ambientes limpios hospitalarios”.

Este método minimiza la necesidad de insumos (agua y desinfectantes), lo cual, sumado a la movilidad robótica, permitirá reducir los tiempos empleados por el personal de limpieza para lograr la descontaminación y, a su vez, evitar la exposición continua de esas personas a los químicos.

Por otro lado, el equipo podría funcionar también durante la noche con la modalidad de “choque”, es decir con dosis alta del producto sanitizante durante breves intervalos de tiempo cuando esos ambientes no están habitados por personas.

Este proyecto tecnológico para descontaminar “es parte de una familia de productos que se enmarcan dentro del ´Programa Argentum Mederis´ a partir del cual se pensaron otros desarrollos como el empleo de tecnología de rayos ultravioleta y ozono, todos enfocados a cortar con las cadenas de contagio”, subrayó el experto.

El equipo de trabajo, liderado por Fernando Massaro, está formado por científicos y científicas del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Industrial (I4), el Instituto de Investigaciones de Tecnología y Educación (IIT&E) -ambos asociados a la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia- y la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. El “Robot móvil sanitizador ultrasónico para espacios abiertos” fue seleccionado en el marco de la convocatoria "Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19" y recibirán financiamiento por parte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación para su desarrollo.