facebook

ESTUDIO DEL ILPLA SOBRE CONTAMINACIÓN EN ARENAS DEL RÍO DE LA PLATA

Martes, 28 Mayo, 2019

Jimena Suárez, licenciada en biología en el Instituto de Limnología Dr. Raúl Ringuelet (ILPLA), Centro CONICET-UNLP-CICPBA, diálogo con “Ciento por Ciencia”, el programa de radio institucional de la CIC, que se emite los sábados a las 8 hs por FM Provincia 97.1 y por AM 1270 los domingos a las 9 hs. Suárez se refirió a un estudio que realizó en ocho playas de las costa del Río de La Plata.

La entrevistada afirmó que “hay dos vuelcos de contaminación fecal importantes, uno está en Berisso que vuelcan las aguas de La Plata, Berisso y Ensenada; y el otro es el de Berazategui, que recolecta las aguas de distintos municipios. Pero de la arena no se tenía registro”.

Según el estudio que se efectuó en ocho playas públicas (Bernal, Quilmes, Berazategui, Hudson, Punta Lara, Bagliardi, La Balandra y Magdalena) “se demostró que en 100 gramos de arena hay mucha más cantidad de bacterias (escherichiacoli y enterococos) que en 100 ml de agua de la misma playa, y en algunos casos es de hasta 10 veces más la cantidad de bacterias en arena. Esto implica un riesgo de transmisión de enfermedades intestinales y afecciones cutáneas para los usuarios”, advirtió la experta.

“Escherichiacolise y enterococos son bacterias de la que no hay registro que puedan reproducirse en la arena, por lo que el hallazgo de contaminación fecal con estos indicadores microbiológicos genera un riego sanitario para cualquier persona que tenga un contacto directo con la arena”, explicó Jimena Suárez.

“Las aguas recreacionales y playas son susceptibles de sufrir contaminación fecal ya sea por vuelcos cloacales municipales o escorrentías pluviales de la ganadería, principalmente”, advierte Suarez, y agrega queotras fuentes de contaminación “son los arroyos y canales que tienen huecos clandestinos que desembocan en el río, además de animales domésticos o silvestres que se encuentran en las playas”.

“Suele suceder que en la arena haya mayor contaminación ya que actúa como un filtro que atrapa las partículas que vienen desde el agua y quedan sobreviviendo, porque los granos de arena le sirven de soporte y refugio para los predadores”, explicó.

Se pudo analizar, además, que “hay una correlación entre la contaminación que hay en el agua de cada playa y la distancia al vuelco cloacal”, es decir: a mayor distancia del vuelco hay menor contaminación. La especialista afirmó que la solución se encuentra en “colocar plantas depuradoras integrales”, y destacó que “en 2014 se inauguró la planta de tratamiento del Bicentenario que tiene una caño de dos kilómetros y se proyecta a extenderlo a 7 kilómetros  adentro del río. Por otro lado, se está construyendo un Colector de Margen Izquierdo para alivianar todos los vuelcos cloacales que van hacia la cuenca Matanza-Riachuelo. Este proyecto consiste en tres etapas, la última es una planta depuradora en Dock Sud”.