Cic / Noticias / SENDOS PROGRAMAS CIC: SIMATH Y MITIGACIÓN BARIGÜÍ, SE PRESENTARON EN EL PRIMER ENCUENTRO DE CENTROS EN MAR DEL PLATA

SENDOS PROGRAMAS CIC: SIMATH Y MITIGACIÓN BARIGÜÍ, SE PRESENTARON EN EL PRIMER ENCUENTRO DE CENTROS EN MAR DEL PLATA

Jueves, 7 Junio, 2018

Tras la apertura oficial del Primer Encuentro de Centros Propios y Asociados de la CIC se dio paso a la jornada de trabajo que comenzó con un panel especial de Programas Institucionales CIC: mitigación Barigüí y SIMATH, a cargo de Juan José García, investigador de la CIC en el Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE) y de Pablo Romanazzi, presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas.

En este sentido, Romanazzi explicó los alcances del Sistema Integrado de Monitoreo y Alerta Temprana Hidroambiental (SIMATH), que es un programa institucional de la Comisión de Investigaciones Científicas para anticipar riesgo de inundaciones y otros siniestros climáticos. Se aplica como experiencia piloto en los municipios de General Villegas, Junín, Salto y San Antonio de Areco. Y se estudia su extensión al resto del territorio bonaerense.

El SIMATH pone en práctica de manera sistemática la detección temprana de eventos extremos de inundación o sequía y permitirá reducir el riesgo de desastres en sectores vulnerables de la población. Y cuenta con dos componentes:

  • Uno instrumental, donde se instalan los pluviógrafos en las zonas más vulnerables de la ciudad, que contienen adquisidores de datos que van a un tablero de control, que lo manejará la municipalidad de cada lugar.
  • Por otro lado, hay programas, que son los algoritmos de detección de la tormenta severa. Ese es el componente de innovación desarrollado por la CIC en virtud que se transforma en una herramienta clave para la toma de decisiones en momentos críticos.

A su turno, García expuso acerca de la problemática social que deviene del insecto barigüí en la Cuenca del Salado y la implementación de acciones concretas que posibiliten el control y la prevención de la plaga.

La tecnología más difundida en la materia es el BTI, siglas del microorganismo Bacillus thuringiensis. El producto es biológico de carácter natural, formulado para su empleo en ambientes acuáticos, con el propósito de eliminar larvas de barigüi, mosquitos y jejenes. El aditivo interrumpe el ciclo de vida de las larvas y evita que lleguen a su forma adulta voladora. El principio activo es una proteína en forma de cristal denominada delta endotoxina sintetizada por la bacteria, Bacillus thuringiensis. Ésta es de efecto tóxico especialmente para larvas de mosquitos y simúlidos. Actúa por ingestión de estas larvas y por las condiciones especiales de su tracto digestivo se disuelve produciendo parálisis y muerte en pocas horas. Este fenómeno sólo ocurre en el aparato digestivo de estos insectos.

La tecnología no altera el medio ambiente pues no es tóxica a otros insectos, peces, pájaros, otros animales, vegetales o personas. Por esto es que es un producto recomendado para ser utilizado sobre ríos, aguas de inundación, lagunas y espejos de agua donde los insectos viven y se desarrollan.