facebook

RESULTADOS DEL ANÁLISIS POR DENUNCIA SOBRE PURÉ DE TOMATE

Lunes, 18 Enero, 2021 - 15:30

En relación al hecho de público conocimiento relacionado con una conocida marca de puré de tomates, acerca del hallazgo de restos de un supuesto roedor en uno de sus productos envasados, la Dirección de Industrias y Productos Alimenticios (DIPA) informa a la población que se envió la muestra aportada por la denunciante al Instituto Biológico Dr. Tomas Perón, para su análisis, el cual arrojó que se trataba de un hongo de desarrollo extraordinario. 

Este evento puede suceder por el tipo de envase utilizado, que es susceptible a desarrollar estos organismos ante una mala manipulación en la cadena de comercialización o en el hogar. A lo largo de toda la cadena de producción y distribución, los envases de puré de tomate tipo Tetrabrik, pueden llegar a sufrir golpes que dañen las distintas capas del mismo. Esta pérdida de hermeticidad permite el ingreso de oxígeno y con él la posibilidad del posterior desarrollo de hongos. 

Sin perjuicio de los resultados de la muestra obtenidos, la DIPA ha solicitado a la autoridad sanitaria correspondiente la realización de una auditoría de control sobre el establecimiento elaborador en la provincia de Mendoza. 

Por lo anteriormente expuesto, para manipular correctamente este tipo de productos se recomienda: 

Al momento de comprarlo, verificar que no esté golpeado ni hinchado además de corroborar como siempre la fecha de vencimiento. 

En casa, al abrirlo, hacerlo con tijera o cuchillo limpio y colocar el contenido en un recipiente no metálico con tapa y conservarlo en la heladera 

Una vez abierto, consumirlo entre los 3 y 5 días, según recomendación del elaborador.         

El Código Alimentario Argentino, que determina las normas higiénico-sanitarias con las que deben elaborarse y comercializarse los alimentos, establece en el punto 6.6.2. que: “En los rótulos de los envases de alimentos que exijan requisitos especiales para su conservación, se deberá incluir una leyenda en caracteres bien legibles que indique las precauciones que se estiman necesarias para mantener sus condiciones normales, debiendo indicarse las temperaturas máximas y mínimas a las cuales debe conservarse el alimento y el tiempo en el cual el fabricante, productor o fraccionador garantiza su durabilidad en esas condiciones. Del mismo modo se procederá cuando se trate de alimentos que puedan alterarse después de abiertos sus envases.” 

- Asegúrese de consumir alimentos que se encuentren adecuados a la norma y le brinden toda la información. 

- Lave el envase y una vez seco sepárelo con los residuos secos para su reciclado.


La DIPA lleva adelante cursos de manipulación segura de alimentos de manera virtual, para más información escribir a:

capacitaciondipa@mda.gba.gob.ar