JUGUETES ÓPTICOS

De 14 a 19 h
Punto de encuentro – Plaza Colón

Cámara Oscura, Teleidoscopio, Praxinoscopio Teatro... Antes del cine hubo muchos dispositivos para narrar con imágenes en movimiento. Vení a descubrirlos y jugar con ellos en este sorprendente paseo al aire libre.

CÁMARA OSCURA

Aunque se lo conocía desde la antigüedad, el matemático, físico y astrónomo árabe Alhacén fue el primero en describir este fenómeno de magia naturalis en forma escrita alrededor del año 1000 d.C. Consiste en una caja cerrada con un orificio en uno de sus lados. La luz pasa a través de este y proyecta en la pared opuesta una imagen invertida de la vista exterior.

PRAXINOSCOPIO TEATRO

En 1877, el inventor francés y pionero del cine de animación Émile Reynaud construyó el Praxinoscopio como una versión mejorada del Zoótropo. Está compuesto por un tambor interior de espejos facetados y otro exterior que porta una secuencia de imágenes, con uniones en ángulo entre los espejos en reemplazo de las ranuras del Zoótropo. Al girar el cilindro, se genera la ilusión de movimiento cíclico. Cuando en 1879 Reynaud agregó una imagen en transparencia superpuesta a la animación, como si fuese un decorado teatral, dio origen al Praxinoscopio Teatro.

TELEIDOSCOPIO

El Caleidoscopio, cuya etimología griega significa “creador de imágenes hermosas”, nació en 1816 como obra del científico escocés David Brewster. El Teleidoscopio, variante del primero con una lente en su extremo, capta las imágenes del exterior y las descompone en formas caleidoscópicas.

PERISCOPIO

Sarah Mather, inventora estadounidense, patentó en 1845 el primer telescopio submarino, antecesor directo del periscopio. En un principio el invento se proponía para examinar el fondo marino desde una embarcación en la superficie, la utilidad contraria a la que acabaría teniendo con el desarrollo de las naves submarinas. En su forma más simple, se trata de un tubo con un juego de espejos en los extremos, paralelos y en un ángulo de 45º respecto a la línea que los une.

TELÉMETRO

Se trata de un instrumento óptico para medir distancias remotas basado en la triangulación. Consta de dos objetivos separados por una distancia fija conocida, con los que se apunta a un objeto hasta que la imagen procedente de los dos objetivos se superpone en una sola. Fue desarrollado originalmente por la compañía escocesa Barr & Stroud en la década de 1880. En el campo de la fotografía, la primera cámara comercializada con esta tecnología fue la 3A Kodak Autographic Special, de 1916. La Leica I, de 1925, popularizó el uso de telémetros como accesorios externos.