Teatroargentino / Noticias / AGOSTO| 15 en el Teatro Coliseo de CABA

Teatro Argentino



AGOSTO| 15 en el Teatro Coliseo de CABA

Jueves, 15 Agosto, 2019

Las noches de estío de Berlioz, Cuatro últimas canciones de Strauss y Sinfonía N° 4 de Mahler

CONCIERTO DE LA ESTABLE DEL ARGENTINO EN EL TEATRO COLISEO DE CABA

Este jueves 15 de agosto, a las 20, en el Teatro Coliseo (Marcelo T. de Alvear 1125) de la Capital Federal, se realizará un concierto extraordinario presentado por el Teatro Argentino de La Plata.

La Orquesta Estable del primer coliseo bonaerense, dirigida en esta oportunidad por Diego Censabella, interpretará Las noches de estío (Les nuits d’eté), Op. 7, de Hector Berlioz (con la mezzosoprano Eugenia Fuente como solista); Cuatro últimas canciones (Vier letze lieder) de Richard Strauss (con la soprano Daniela Tabernig como solista) y la Sinfonía N° 4, en Sol mayor, de Gustav Mahler (nuevamente con Tabernig como solista).

Las entradas, desde $ 200, pueden obtenerse en la boletería del Teatro Coliseo  (habilitada todos los días, de 10 a 20) o por medio de Ticketek.
► https://www.ticketek.com.ar/orquesta-estable-del-teatro-argentino-de-la-plata/teatro-coliseo

 

Tres grandes obras del repertorio universal

Héctor Berlioz (1803-1869) compuso el ciclo de canciones Las noches de estío (Les nuits d’eté) con acompañamiento de piano en 1841 y produjo en 1856 una versión orquestal. Seleccionó para ello seis poemas (Villanelle, El espectro de la rosa, En las lagunas, Ausencia, En el cementerio y La isla desconocida) que su amigo Théophile Gautier había incluido en su libro La comedia de la muerte. El título general fue propuesto por el músico y hace referencia a Sueño de una noche de verano de Shakespeare. Este trabajo del gran artista postromántico se corresponde al género vocal francés conocido como mélodie, es decir en canciones inspiradas usualmente en poemas que constituyen el equivalente galo del lied alemán. Las noches de estío es unánimemente considerado uno de los ciclos de melodie más importantes de la primera mitad del siglo XIX.

Las Cuatro últimas canciones (Vier letzte Lieder) para soprano y orquesta son la última creación de Richard Strauss (1864-1949), quien las concibió en 1948, a los 84 años de edad. De hecho, ya había fallecido cuando se produjo el estreno, el 22 de mayo de 1950, en Londres, con la dirección de Wilhelm Furtwängler y la participación de la soprano noruega Kirsten Flagstad. Se trata de la musicalización de tres poemas de Herman Hesse (Primavera, Septiembre y Al irme a dormir) y un cuarto de Joseph von Eichendorff (En el ocaso). Son letras que hablan, en correspondencia con el sentir de quien ya sabe próximo su final, de la inevitabilidad de la muerte y de la aceptación del propio destino. Unir a las cuatro canciones en un mismo ciclo, denominarlo de esa forma y establecer ese orden (que no se corresponde con la secuencia en la que fueron escritas) fue una decisión del editor Ernst Roth. Se trata de una de las páginas de mayor belleza y lirismo de toda la historia de la música.

Entre 1899 y 1900 Gustav Mahler (1860-1911) compuso su cuarta sinfonía. Con aproximadamente 50 minutos de duración, es la más breve de sus expresiones del género. Consta de cuatro movimientos y el último incluye un lied, una canción jubilosa, entonada por una soprano. Consiste concretamente en La vida celestial, texto tomado de la recopilación de poemas y cantos populares germanos El cuerno mágico de la juventud, realizada por Clemens Brentano y Achim von Arnim. El estreno se concretó el 25 de noviembre de 1901 en Munich, con el propio Mahler en el podio y la soprano Margarete Michalek como solista. Tan impactante como el resto de la producción del autor, presenta, sin embargo, rasgos tales de novedad y originalidad que han llevado a ciertos críticos a calificarla de auténtico preludio a la música que habría de depararnos el entonces naciente siglo XX.

>>>Conocé más sobre nuestros espectáculos y actividades en: facebook.com/TeatroArgentinoLaPlata/