Teatroargentino / Noticias / Camerata Académica

Teatro Argentino



Camerata Académica

Viernes, 26 Julio, 2019

Está destinada a violinistas, violistas, cellistas y trompetistas y la inscripción se abrirá el 16 de julio

AUDICIONES PARA INGRESAR A LA CAMERATA ACADÉMICA DEL TEATRO ARGENTINO
El Teatro Argentino de La Plata, dependiente del Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires, llama a jóvenes instrumentistas de violín, viola, violoncello y trompeta, de hasta 28 años de edad a participar de audiciones para formar parte de su Camerata Académica durante el período 2019.

Las pruebas se realizarán el viernes 26 de julio próximo, desde las 10, en el segundo subsuelo.

La inscripción y las consultas se efectuarán del martes 16 de julio al miércoles 24 de este mismo mes (hasta las 16) inclusive, a través del mail ta-camerataacademica@hotmail.com.ar También pueden solicitarse mayores informes a la Inspección de la Camerata Académica, Tel. (0221) 4291784, de martes a viernes, entre las 13 y las 16.

Los aspirantes deberán ejecutar una obra impuesta, interpretar una obra a elección y encargarse de la lectura de pasajes orquestales que serán entregados en los días previos.

Para violinistas, violistas y violoncellistas las obras impuestas serán dos movimientos contrastantes de Sonata o Concierto escogidos por el participante, mientras que para los trompetistas serán el primer (“Sarabande”) y el segundo movimiento (“Intermede”) de la Sonata para trompeta de Jean Hubeau.

Se trata de una propuesta dirigida a instrumentistas jóvenes con deseos de completar su formación profesional a través de prácticas orquestales. El objetivo académico es desarrollar los géneros lírico y sinfónico.

El Teatro Argentino de La Plata otorgará becas a los músicos seleccionados con el fin de solventar gastos de manutención del instrumento, clases, materiales, viáticos, etc.

El desarrollo de estas prácticas exige para los becarios tres ensayos semanales obligatorios (martes, miércoles y viernes, de 13.30 a 16, con posibilidades de ensayos extraordinarios), clases con solistas de la Orquesta Estable a desarrollarse los jueves y funciones con fechas ya programadas en salas propias y a determinar.

Las presentaciones podrán ser cualquier día de la semana, incluidos sábados y domingos, según la programación académica y artística que determine la Dirección de la Camerata del Teatro.

Se trata de una típica comedia de enredos de las que eran tan frecuentes en la época y, poniendo en evidencia la precocidad y el talento del músico, presenta una sucesión vertiginosa de cavatinas, duettos, tríos, arias y recitativos.
El argumento, que se desarrolla en una ciudad inglesa del siglo XVIII, habla de un mercader local, Tobías Mill, que recibe un contrato matrimonial en blanco de parte de un comerciante canadiense, Mr. Slook. Tobías le anuncia a sus criados, Norton y Clarina, que piensa aceptar el acuerdo nupcial en favor de su hija Fanny. Al enterarse, el amanto de Fanny, Edward Milfort, promete luchar por ella. Cuando Slook aparezca, Milfort amenazará con golpearlo si no abandona la ciudad. Como el canadiense habla de retirar su oferta, Tobías, quien se siente traicionado, lo reta a duelo. Entonces Slook hace a Milfort su heredero, le cede a Fanny y se prepara para partir. Mientras los amantes suspiran aliviados y Slook fuma relajado su pipa, irrumpe Mill, quien ignora el pacto realizado a sus espaldas. Pero el entuerto será debidamente aclarado y todo concluirá en un exultante festejo.

Dice acerca de su concepción de la obra el régisseur Pablo Maritano: “con enorme poder de síntesis, las primeras farsas rossinianas reúnen de un modo brillante los tópicos más picantes de su época con los códigos sociales que ya comienzan a sentirse inapropiados en la (muy) temprana vida burguesa; la presión insistente que ejerce un ideal de familia irreal; el concepto de amor y su incapacidad para entrar en algún formato de conducta humana posible y, finalmente, el delicado balance entre la metrópolis y las recientemente emancipadas colonias, vistas como un paraíso de riqueza y oportunidades, por un lado, y también como una tierra bárbara y sin ley, por el otro. Un cuadro de época que invita a revisitar nuestro presente a través de los ojos del pasado”.