¿QUÉ ES EL DENGUE?

Es una enfermedad infecciosa producida por el virus dengue.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

Se transmite por la picadura de las hembras del mosquito Aedes aegypti. Cuando una hembra se alimenta de sangre de una persona enferma de dengue adquiere el virus y, al picar a otras personas, lo transmite. El contagio solo se produce por la picadura del mosquito, no hay contagio de persona a persona. Estos mosquitos también transmiten el virus chikungunya y virus Zika.

¿CÓMO PREVENIRLO?

La medida más importante de prevención es la eliminación de los criaderos de mosquitos, es decir todos aquellos recipientes que acumulen agua dentro y fuera de casa, ya que este mosquito tiene hábitos domiciliarios.

El mosquito Aedes Aegypti solo necesita agua quieta y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse. Cualquier recipiente con una mínima cantidad de agua puede ser un criadero. Eliminarlos está al alcance de cualquier persona, mediante tareas simples podemos evitar que el mosquito se reproduzca.

Por eso Tapá, Girá, Lavá y Tirá.


Tanques, tachos y depósitos que puedan acumular agua.
Colocá mosquiteros en puertas y ventanas.


Con cepillo o esponja los recipientes para desprender los huevos de mosquito.
Canaletas y desagües para evitar que se acumule agua.
Cada 3 días renová el agua de los floreros, bebederos de mascotas y portamacetas.
Mantené limpia y con cloro el agua de la pileta, aún fuera de temporada.


Todos los recipientes en desuso, manteniendo los patios y jardines limpios.
Las cubiertas de automóviles descartalas o ponelas bajo techo.


Todos los elementos que puedan acumular agua.
Vaciá todas las semanas baldes, colectores de aire acondicionado y portamacetas.
Cada vez que llueva corroborá que no se acumule agua.

También es importante para prevenir la picadura del mosquito:

  • Usar siempre repelentes, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
  • Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
  • Proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
  • Emplear repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Si tenés FIEBRE y alguno de estos síntomas, NO TE AUTOMEDIQUES, CONSULTA A UN MÉDICO.

Fiebre de 38º o más

Dolor detrás de los ojos, muscular o en las articulaciones

Cansancio

Náuseas y/o vómitos

Aparición de manchas en la piel

¿Cómo tratar el Dengue?

El tratamiento tiene como finalidad aliviar los síntomas y es fundamental la consulta médica. El o la profesional de la salud puede indicar reposo, paracetamol (ningún otro tipo de analgésicos y/o antitérmicos), abundante hidratación oral, y en el caso de náuseas o vómitos persistentes, hidratación endovenosa. Además, le solicitará al paciente estar atento ante la aparición de signos de alarma para regresar al centro de salud y recibir la atención oportuna.

¿Qué hacer frente al diagnóstico de Dengue?

Si te diagnosticaron dengue, es importante que en tu casa prestes atención a la evolución de la enfermedad, en especial entre el tercer y el séptimo día desde el contagio, ya que es una fase peligrosa y puede agravarse rápidamente.

¿Qué cuidados debo tener durante el periodo de fiebre alta?

  • Mojá la piel con una esponja o paño con agua tibia.
  • Tomá paracetamol cada 6 horas si es necesario (no más de 4 gramos diarios).
  • No tomes ibuprofeno, aspirina ni medicamentos que contengan aspirina.
  • Evitá la deshidratación: tomá agua de forma constante para recuperar los líquidos que el organismo pierde por la fiebre, y por los vómitos y las diarreas en caso de que ocurran.

Pautas de alarma

Asistí rápidamente al hospital o centro de salud frente a síntomas de deshidratación:

  • Baja cantidad de orina.
  • Boca, lengua o labios secos.
  • Ojos hundidos.
  • Debilidad, agitación excesiva o confusión.
  • Latidos del corazón acelerados.
  • Dedos de manos y pies fríos o sudados.
  • En niños y niñas, pocas o ninguna lágrima cuando lloran.
  • En bebés, fontanela o mollera hundida en la cabeza.

Es importante prestar especial atención en bebés y personas mayores, ya que se deshidratan más fácilmente.

Regresá inmediatamente al hospital o centro de salud ante la aparición de alguna de estas señales:

  • Imposibilidad de tomar agua debido a náuseas o vómitos.
  • Dolor abdominal intenso o vómito persistente.
  • Sangrado por la nariz, las encías o menstruaciones abundantes.
  • Vómitos con sangre o sangre en las heces (excrementos).
  • Somnolencia o irritabilidad.
  • Piel pálida, fría o sudada.
  • Dificultad para respirar.




Información para efectores



Un plan estratégico integral ayuda a los decisores de políticas de salud a establecer objetivos y evaluar las acciones desarrolladas para su implementación. En particular para el abordaje de Dengue, Chikungunya y Zika, así como otros arbovirus, este plan facilita el despliegue de los sistemas de vigilancia y respuesta, optimizando el manejo oportuno y eficaz de brotes y casos aislados e identificando los factores necesarios para evitar estas enfermedades, en cada contexto específico y con diferencias entre las prácticas de prevención en períodos interepidémicos y las intervenciones aplicadas en períodos epidémicos.

Dirección de Epidemiología

Dirección: 51 Nº 1120 entre 17 y 18 - La Plata (C.P. 1900) - Provincia de Buenos Aires
Tel: 0221-429-2752
Mail: epidemiologia@ms.gba.gov.ar