Teatro Argentino



AGOSTO| 9

Viernes, 9 Agosto, 2019

En el marco del Ciclo de Música de Cámara realizado en la Sala Piazzolla

SIGUE LA EJECUCIÓN INTEGRAL DE LOS CUARTETOS PARA CUERDAS

DE BEETHOVEN CON LA ACTUACIÓN DEL CUARTETO PETRUS

El viernes 9 de agosto próximo, a las 20, en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino de La Plata continuará el Ciclo Anual de Música de Cámara con la presentación del Cuarteto Petrus, que se sumará a la interpretación completa de los Cuartetos para cuerdas escritos por Ludwig van Beethoven.

La agrupación que integran Pablo Saraví y Hernán Briático (violines), Adrián Felizia (viola) y Gloria Pankaeva (violoncello) ofrecerá el Cuarteto en La mayorOp. 18 N° 5; el Cuarteto en mi menorOp. 59 N° 2“Rasumovsky” y el Cuarteto en Mi bemol mayorOp. 127 N° 12, todas obras compuestas por el genio de Bonn.

El Cuarteto Petrus, que este año cumple su primera década de vida, está formado por miembros destacados de las dos orquestas del Teatro Colón –Estable y Filarmónica-. Ya es considerado uno de los grupos de cámara líderes del país y la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina lo premió, en 2015 y 2017, como el Mejor Conjunto Nacional de Cámara. En 2010 tocaron junto a Ivo Pogorelich en el Teatro Colón, en la Semana Musical Llao-Llao de Bariloche, en el ciclo del Mozarteum Argentino y en el de la Fundación de Música de Cámara. En el Museo Nacional de Arte Decorativo ofrecieron conciertos que incluyeron grandes obras del repertorio universal y de diversos autores argentinos. Ya han actuado diez veces en el Teatro Colón, incluida la jornada de inauguración del nuevo telón. En 2011 ofrecieron en ese coliseo la primera audición en nuestro país del Concierto para cuarteto de cuerdas y orquesta de Louis Spohr, junto a la Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Enrique Diemecke. Entre 2011 y 2013 participaron de las sucesivas ediciones del Festival Internacional por los Caminos del Vino que se realiza en Mendoza. En 2012 grabaron el disco Tango Ballet, con obras populares argentinas. Lo presentaron en su primera gira internacional por Europa. En Italia recibieron el Premio Francavilla de Sicilia por su labor de difusión de la música argentina. A partir de 2013 y hasta la actualidad continúan realizando conciertos en distintas ciudades para prestigiosas instituciones como el Mozarteum Argentino, Festivales Musicales de Buenos Aires y diversas asociaciones culturales locales.

Las entradas, a un costo de $ 250, estarán disponibles en la boletería del Teatro (habilitada de martes a sábados, de 10 a 20 y los domingos, de 10 a 17) o por medio de Tu.Entrada.comTel. 011-5254-9100 (acceso a Internet a través de:www.tuentrada.com/teatroargentino). Jubiladospensionados estudiantes de todos los niveles gozan de un descuento del 50 %. Las personas con discapacidad cuentan con acceso gratuito y su acompañante abona la mitad del precio.

Sobre el repertorio

Ludwig van Beethoven (1770-1827) creó sus primeros seis cuartetos para cuerdas al llegar a Viena en 1792, a la edad de 22 años, bajo el mecenazgo del conde Waldstein. Son piezas que corresponden a lo que se denomina su período “clásico”, en el que, sin dejar de evidenciar su imaginación y su libertad creativa, el músico todavía estaba notoriamente influido por Haydn y Mozart. Son obras con muchos episodios de bravura que ponen a prueba la destreza de los ejecutantes. El Op. 18 N° 5 es luminoso y alegre y consta de cuatro movimientos: Allegro,MenuettoAndante cantabile y Allegro.

El Op. 59 N° 2 es el segundo de los tres conciertos del ciclo conocido como “Rasumovsky”, ya que fueron gestados en 1806 por encargo del conde homónimo. Pertenecen a la segunda etapa, llamada “romántica”, en el que las piezas fueron dejando de lado los tics del clasicismo y ganaron paulatinamente en densidad. Este octavo concierto para cuerdas de la producción beethoveniana, cuya partitura se publicó en 1808, cuenta también con cuatro movimientos: AllegroMolto adagioAllegretto y Finale.Presto.

A la tercera y última fase de composición de cuartetos para cuerda del músico, que algunos bautizaron “esotérica”, corresponde su Op. 127 N° 12, fechado en 1825.  Son las creaciones enmarcadas en el género del autor que más desafían al oyente por su alejamiento del gusto convencional. Rechazadas por una buena proporción de sus contemporáneos, estas obras son hoy consideradas entre las más grandiosas manifestaciones musicales de todos los tiempos y merecieron la admiración de artistas de la talla de Wagner, Stravinsky y Bartók. Comisionado por el príncipe Galitzine, este cuarteto repite la división en cuatro movimientos: Maestoso-AllegroAdagio, ma non troppo e molto cantábileScherzando vivace y Finale (Allegro).