Teatroargentino / Noticias / SEPTIEMBRE| 13

Teatro Argentino



SEPTIEMBRE| 13

Martes, 13 Agosto, 2019

CON LA ACTUACIÓN DEL CUARTETO DE LA UNLP CONTINÚA EL CICLO

INTEGRAL DE LOS CUARTETOS PARA CUERDAS DE BEETHOVEN

El viernes 13 de septiembre próximo, a las 20, en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino de La Plata, continuará el Ciclo Anual de Música de Cámara con la presentación del Cuarteto de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que proseguirá con la interpretación completa de los Cuartetos para cuerdas escritos por Ludwig van Beethoven.

La agrupación que actualmente componen Nicolás Favero y Marcos Favero (violines), Roberto Regio (viola) y Siro Bellisomi (violoncello) ofrecerá el Cuarteto en Re mayor, Op. 18 N° 3; el Cuarteto en fa menor, Op. 95 N° 11, “Serioso” y el Cuarteto en do sostenido menor, Op. 131 N° 14, todas obras escritas por el genio de Bonn.

El Cuarteto de Cuerdas de la Universidad Nacional de La Plata fue creado en 1953 por profesores de la Escuela Superior de Bellas Artes y efectuó su primer concierto el 5 de octubre de ese mismo año, en el Salón Dorado de la Municipalidad de la Plata. Cinco años después se convirtió en un conjunto de cámara oficialmente representativo de la UNLP. Estrenó obras de importantes autores argentinos tales como Ginastera, Camps, Piazzolla, Gandini, Alemann y Gerardi. Se presentó en los más destacados teatros nacionales como Colón y Municipal San Martín de la CABA, Argentino y Coliseo Podestá de La Plata, Auditorium de Mar del Plata y otras prestigiosas salas del interior del país. Ofreció conciertos didácticos para estudiantes de los distintos niveles de enseñanza, primarios, secundarios y universitarios; actuó en variados programas de radio y televisión y grabó numerosos discos y videos. Su vasta actividad y la jerarquía que puso de manifiesto al desarrollarla le han permitido conquistar un sitial de relevancia dentro de panorama de los cuartetos de cuerdas argentinos.

Las entradas, a un costo de $ 250, estarán disponibles en la boletería del Teatro (habilitada de martes a sábados, de 10 a 20 y los domingos, de 10 a 17) o por medio de Tu.Entrada.comTel. 011-5254-9100 (acceso a Internet a través de:www.tuentrada.com/teatroargentino). Jubiladospensionados estudiantes de todos los niveles gozan de un descuento del 50 %. Las personas con discapacidad cuentan con acceso gratuito y su acompañante abona la mitad del precio.

Las obras que integran el programa

Ludwig van Beethoven (1770-1827) creó sus primeros seis cuartetos para cuerdas al llegar a Viena en 1792, a la edad de 22 años, bajo el mecenazgo del conde Waldstein. Son piezas que corresponden a lo que se denomina su período “clásico”, en el que, sin dejar de evidenciar su imaginación y su libertad creativa, el músico todavía estaba muy influido por Haydn y Mozart. Son obras con episodios de bravura que ponen a prueba a los ejecutantes. El Op. 18 N° 3 dura aproximadamente 25 minutos y consta de cuatro movimientos: Allegro/Andante con moto/Allegro/Presto.

El Op. 95 N° 11 fue escrito en 1810 pero la partitura recién fue publicada en 1816. Cierra la segunda etapa, llamada “romántica”, en la que las piezas fueron dejando de lado los tics del clasicismo y ganaron paulatinamente en densidad. Este decimoprimer concierto para cuerdas de la producción beethoveniana se extiende por poco más de 22 minutos y sus movimientos son: Allegro con brio/Allegretto ma non troppo/Allegro assai vivace ma serioso-Piu allegro/Larghetto espressivo/Allegretto agitato-Allegro. Se lo conoce como “Serioso” por el nombre que le puso primero el compositor (“Cuarteto Serioso”) y por el tempo que corresponde a su tercer movimiento.

A la tercera y última fase de composición de cuartetos para cuerda del músico, bautizada “esotérica”, corresponde su Op. 131 N° 14, gestado en 1826. Son las creaciones del género en las que el autor más desafió al gusto convencional.  Aunque resistidas en su época, estas  piezas  postreras son consideradas hoy obras maestras, capaces de concitar la admiración de artistas de la talla de Wagner, Stravinsky y Bartók. Con sus siete movimientos, su ejecución demanda en total alrededor de 37 minutos.